3 de abril de 2009

Capitulo 32


2 DE FEBRERO DE 1898

Han sido meses de duro trabajo, incluso para un vampiro, pero por fin el pequeño centro de meditación de Kurosawa está acabado.

Durante este tiempo, mientras trabajaba codo con codo con los samurai, he procurado empaparme de toda la filosofía y conocimientos teóricos que me ha sido posible, pero no oculto mi ansia por empezar con la parte práctica.

El maestro dice que toda obligación trae consigo un placer, no se si se refiere a la satisfacción personal del trabajo bien hecho, o la habitual marcha de los viernes por la tarde al fumadero de opio. Me gusta su sabor, aunque no me invadan sus efectos. Es gratificante hacer algo junto con los humanos. Algo que ellos adoran hacer.
Cuando salimos del fumadero están tan embriagados por su vicio que ni siquiera notan que yo sigo inalterable, sin indicio alguno de haber consumido dicha droga.

Supongo que una vez más, los vampiros somos diferentes...

5 DE MAYO DE 1898

Tras semanas de duro entrenamiento en el que he desarrollado enormemente mi velocidad, fuerza y sentidos, el maestro me ha obsequiado con unos ropajes propios de su orden Samurai.

Thai Wong-Ji, su ayudante , me ha rapado la cabeza y me ha perfumado el cuerpo, como ritual de iniciación y aceptación en su orden. Mas tarde me ha ayudado a vestirme con el traje, a mitad camino entre kimono y armadura.

Ese delicado pero imponente traje azul , con un dragón blanco japones bordado en el pecho es la señal inequívoca de que ahora soy uno de ellos, soy un nuevo eslabón, soy un Dragón Blanco.


27 DE AGOSTO DE 1898

Vimos acercarse por la pradera norte una estela de polvareda. Yo, ignorante, pensé que eran visitantes que necesitarían comida y descanso. Gracias a Dios, Thai Wong-Ji sabía exactamente lo que eran...

La orden de Yujukza. Antaño hermanos de los dagones, pero enemistados décadas atrás por causas tan solemnes e incuestionables, como que estábamos apunto de sufrir una intrusión en nuestro territorio.


Rápidamente el maestro Kurosawa nos detalló las maniobras de defensa y procedimos a colocarnos cada uno en nuestro puesto.

Según se acercaban me di cuenta de que podrían ser cerca de 50 o 70... Nosotros solo eramos 19.
Eso no me asustó. Recordé la guerra contra Aramath, en la que estábamos en clarisima inferioridad, y mis músculos dejaron de estar tensos. Arrojé mi escudo al suelo, y camine lentamente hacia nuestros enemigos mientras el resto de dragones me pedían encarecidamente que me mantuviese en mi puesto y no cometiese una locura.

Me aferré a mi katana y mirando al cielo, me concentré, igual que en el Sahara.
Sentí las pisadas de los caballos sobre el suelo, los gritos de aquellos infelices que osaban atacarnos, percibí como los filos de sus armas cortaban el viento mientras se aproximaban raudas a mi posición.


Abrí los ojos y el primero estaba a un par de metros de mi. Suficiente para cortarle la cabeza y lanzarme hacia el siguiente, y despues otro, y otro, y otro.
No era una ilusión propia, ni una sensación. Efectivamente ahora era mas rápido, mas fuerte y mas preciso que antes.

Pasaron apenas diez minutos y había acabado con la vida de mas de cuarenta soldados.
El maestro decidió capturar al resto para mi. Ellos serían mi alimento. Todos ellos.
Todos menos uno, Lien Xha Yujukza, el líder. Esa presa sería para mi maestro...




9 DE DICIEMBRE DE 1898

Lastima, se me han acabado los Yujukza, y de nuevo deberé alimentarme de animales o en caso de suma necesidad, de enfermos.


El respeto de los dragones blancos hacia mi persona ha aumentado de forma abismal.
Ellos creen que mas que un vampiro, soy una especie de espíritu de la guarra, y se sienten honrados por tenerme en su mesa, bajo su techo, y porque mi katana forme parte de la orden.

Pronto acompañaré a Kurosawa a ver al gobernador, se comenta que quiere conocerme en persona...

2 comentarios:

Halatriste dijo...

Hacía tiempo que no pasaba por aquí, pero es que le cambié la plantilla a mi blog, y no hice copia de seguridad, por lo que he perdido la dirección de algunos blogs, y poco a poco los voy recuperando mirando comentarios de entradas antiguas, veo que el diario avanza a toda velocidad, me alegro de que no te falten ideas.
Un saludo
y te vuelvo añadir a la lista

Fany dijo...

Bueno...me ha encantado su union con los dragones blancos ^^

Un beso ^^